Gastos de envío gratis a partir de 50€

Ya están aquí las navidades y con ellas se acerca una época de vacaciones, reuniones, descanso y tiempo en familia.

Además, las comidas de empresa, familiares o con amigos pueden dar lugar a excesos que pueden interferir directamente en tu salud digestiva.

Por eso en este post queremos darte unos cuantos consejos para que vivas estas navidades con salud y sin dejar de disfrutarlas.

Controla los excesos: evita engordar y cuida tu salud digestiva

Según IMEO (Instituto Médico Europeo de la Obesidad), los españoles engordan de media entre 3 y 5 kilos durante las fiestas navideñas.

Si bien es cierto que las temperaturas invernales y el exceso de compromisos sociales pueden no ayudar a que sea nuestra época del año más activa hay sencillas fórmulas que podemos aplicar para evitar ganar kilos extra y lamentarlo en enero:

  1. Mantente activo: Después de las comidas y en tus ratos libres sal a pasear. Aprovecha para hacerlo con amigos o familia. Un paseo para ver la decoración navideña de la ciudad y por el campo pueden ser una excelente alternativa de ocio saludable. Por otro lado, si practicas ejercicio físico de manera regular, no dejes de hacerlo. Y si no lo hacías antes… ¿Porqué no adelantar los buenos propósitos de enero un mes?
  2. La calidad importa: El tipo de alimentos que consumimos, así como sus elaboraciones en la comidas festivas importa y mucho. Elige una buena fuente de proteínas y en las cenas prioriza los pescados, carnes magras y elaboraciones al horno. Además, incluye vegetales en todas tus comidas que te ayudarán a sentirte saciado, ayudando a tu digestión y aportando vitaminas y minerales.
  3. Y la cantidad también: Aperitivo, primer plato, segundo plato, tercer plato, postre… ¡Las comidas navideñas muchas veces son interminables! Te recomendamos que no te dejes llevar por la situación y que uses un plato para servirte lo que vas a consumir en lugar de ir picando del centro de la mesa. Limita la cantidad de salsas y consume los dulces y turrones con moderación.
  4. Consumo de alcohol: Son unas fiestas en las que nos apetece acompañar las comidas con una copita de vino o quizá con un combinado después de comer mientras alargamos la sobremesa. Pero el alcohol, como el resto del año, consúmelo con moderación. Además de añadir calorías vacías al conteo total de tu dieta, puede inducir a una falsa sensación de hambre, molestias digestivas… ¡Por no hablar de la resaca! Si quieres tomar una copa, hazlo, pero sin abusar y no te olvides de acompañar cada trago con un vaso de agua para evitar beber en exceso y para no deshidratarte.

El descanso es primordial

En esta época del año muchas veces descuidamos el descanso. El exceso de compromisos sociales, largas cenas o fiestas que duran hasta altas horas o querer “aprovechar” el tiempo en exceso nos pueden llevar a alterar nuestros ritmos circadianos y nuestros hábitos de sueño (no queremos tener que necesitar unas vacaciones después de las vacaciones):

  1. Intenta mantener, en la medida de lo posibles los mismos horarios de acostarte y levantarte y hacerlo en una habitación oscura, bien ventilada y sin usar pantallas antes de dormir.
  2. Cuidado con las cenas muy copiosas, pueden entorpecer nuestro descanso y generarnos malestar. Además, el alcohol afecta directamente en la calidad de nuestro sueño.
  3. Evita las bebidas excitantes como refrescos de cola, tes o cafés.
  4. Aprovecha para dar un paseo por las tardes, hacer algo de ejercicio o simplemente relajarte: Aunque sea un tiempo para pasar con los seres queridos, no descuides tus ratos de autocuidado y descanso mental y físico. Está bien no hacer nada.

Que tus noches sean de paz. Evita el estrés en navidades

Además, las Navidades, aunque resulte paradójico, en muchas ocasiones no vienen acompañadas de mucha paz y son un periodo en el que podemos sufrir estrés.

  1. Planifica con tiempo: Los menús, el orden en casa, los regalos… Tener las cosas pensadas, las tareas repartidas e ir “quitando cosas” de en medio te ayudarán a que, cuando lleguen los días clave los vivas más tranquilo y los disfrutes más.
  2. Comunícate y se asertivo: La Navidad es una época perfecta para acercarte a los que más quieres, pero a veces la cercanía hace el roce. Procura ser asertivo en tus encuentros y expresar tus opiniones sin ofender a la gente con la que compartes mesa. Recuerda que el consumo de alcohol puede convertir estas situaciones en más “calentitas” de la cuenta.

Cuida de ti y de los tuyos: No te olvides de las medidas necesarias contra el Coronavirus

Ya es la segunda Navidad que pasamos en medio de la pandemia del Covid 19 y aunque, las vacunas y el descenso de enfermos graves sean esperanzadores, no podemos olvidarnos de que los contagios siguen sucediendo y los casos suben la proporción a los encuentros sociales de la época. Por eso, como siempre, mantén las medidas adecuadas de higiene, ventila los espacios cerrados, mantén distancia y usa mascarilla antes y después de comer.

Además, con estos pequeños gestos que ya tenemos interiorizados desde hace un par de años aumentaremos la probabilidad de evitar resfriados, que se contagian también por vía aérea.

Tómatelo en serio, la pandemia es cosa de todos.

Desde la farmacia queremos que pases una Navidad y un comienzo de año feliz y con salud ¡Y si nos necesitas ven a vernos!

All search results
Carrito
No hay productos en el carrito!
Subtotal
0.00
Total
0.00
Continuar Comprando
0
Wishlist 0
Continue Shopping